17/11/2023

¿Qué pasaría en caso de un resultado estrecho entre Sergio Massa y Javier Milei?

¿Qué pasaría en caso de un resultado estrecho entre Sergio Massa y Javier Milei?

El 19 de noviembre se llevará a cabo el balotaje entre Sergio Massa (Unión por la Patria) y Javier Milei (La Libertad Avanza). Como indica el Código Electoral Nacional, los comicios se desarrollarán entre las 8 de la mañana y las 18 horas. A partir de las 21 horas, la Dirección Nacional Electoral está habilitada a publicar los primeros resultados oficiales.

Lee también: Domingo de elecciones: Los detalles y horarios de la veda electoral en Río Negro

El resultado que se da a conocer en la noche del domingo es el del escrutinio provisorio. Este conteo está a cargo de la Dirección Nacional Electoral, un organismo que depende del Poder Ejecutivo, pero no tiene valor legal, es decir, no define los cargos en juego. Tiene un carácter informativo.

Para el escrutinio provisorio, el documento clave es el telegrama, confeccionado por el presidente de mesa y firmado por los fiscales partidarios presentes en cada mesa. El telegrama se entrega al personal del Correo Argentino, que transmite los telegramas desde el centro de votación o los transporta, digitaliza y transmite desde una de las Sucursales Electorales Digitales (SED), en los casos en los que no hay conectividad en los centros de votación. El sistema de transmisión de los telegramas desde las escuelas es operado por la empresa Smartmatic.

Los telegramas son transmitidos al Centro de Cómputos, en donde se hace la carga y sistematización de los datos de cada mesa. Este año, la empresa encargada del recuento es la española Indra.

Los resultados del escrutinio provisorio nunca cubren el total de las mesas porque siempre hay una pequeña proporción de telegramas que no llegan a ser enviados, tienen errores de confección o quedan sin completar. En general, las mesas no escrutadas representan entre un 1 y un 2% del total. Por lo tanto, no suelen influir en la confirmación de un candidato ganador. Salvo en casos en que haya una diferencia muy estrecha entre los competidores.

En esos casos, el resultado final se define en el escrutinio definitivo, en el que se contabilizan el 100% de las mesas y es, además, el tiene validez legal, el que define los cargos en juego.

“Si el resultado es muy ajustado (más que en 2015) puede haber una reacción de 3 tipos con diferente gravedad: reconocer el resultado aunque sea mínimo (nada grave); decir que se espera al definitivo (nada grave); o decir que hubo fraude (muy grave)”, explicó a Chequeado Facundo Cruz, doctor en Ciencia Política de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM) y autor del newsletter especializado “La Gente Vota”, del portal Cenital.

Y agregó: “Dependiendo de esas reacciones, si los 2 dicen que esperan entonces por ahí podemos no saber quién ganó”. Sobre la resolución del definitivo, explicó que es el escrutinio de “una sóla categoría con 2 candidaturas, con lo cual debería ser bastante ágil”.

Alejandro Tullio, especialista en elecciones y ex titular de la Dirección Nacional Electoral, agregó: “En la hipótesis que la diferencia sea muy exigua, se necesitan tener los resultados del 100% de las mesas para determinar un dato irreversible, y el escrutinio provisorio suele llegar al 98,5% o 99% de las mesas. Hay que tener en cuenta que mil mesas son aproximadamente 270 mil votos”.

Es importante recordar antecedentes de elecciones con resultados ajustados, como ocurrió en las elecciones primarias de 2017 en la Provincia de Buenos Aires, donde el escrutinio provisorio favoreció a Esteban Bullrich, pero el escrutinio definitivo finalmente dio como ganadora a Cristina Fernández de Kirchner.

Asimismo, en las últimas elecciones municipales de La Plata se vivió un caso similar, donde la diferencia entre los candidatos fue ínfima y no se supo quién había ganado hasta la finalización del escrutinio definitivo.

Te puede interesar
Ultimas noticias